Edición No 19

LXXVII Congreso Nacional de Cafeteros

Diciembre de 2012

En esta Edición

LXXVII Congreso Nacional de Cafeteros

El pasado 30 de noviembre concluyó el LXXVII Congreso Nacional de Cafeteros, evento que como es costumbre contó con la presencia del Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, y sus ministros de Hacienda y Crédito Público y Agricultura y Desarrollo Rural.









En este Congreso, que es la máxima instancia de la Federación, se reúnen los delegados elegidos por los cafeteros de 15 departamentos donde se produce café en Colombia. Son estos delegados los legítimos representantes de sus pares: fueron seleccionados por más de 214 mil productores, es decir, el 64% de los cafeteros del país, que tienen más de 1.500 árboles de café o cultivos superiores a media hectárea, durante las pasadas elecciones cafeteras, el evento democrático de mayor relevancia en el sector privado de Colombia.

El Congreso de Cafeteros es un evento serio, donde de manera responsable y ajena a intereses políticos o partidistas, y pensando exclusivamente en el bienestar de las familias cafeteras de Colombia, se evalúa la coyuntura y las políticas de largo plazo que contribuyan a la sostenibilidad de los productores y su entorno. Como se trata de adoptar iniciativas responsables y realistas, y en lo que se refiere a la administración de presentar resultados y dar cuentas sobre los mandatos recibidos de los productores, en el máximo foro de los cafeteros de Colombia no hay lugar para el populismo y la demagogia. La credibilidad de nuestra institución depende de mantener no solo su representatividad y legitimidad, sino, su profesionalismo a la hora de adoptar diagnósticos y políticas.

Durante los tres días de Congreso se trabajó de manera seria y armónica y se lograron importantes objetivos que me gustaría compartir con todos ustedes.  En primer lugar los representantes del Gobierno Nacional ratificaron una vez más a la institucionalidad cafetera representada por la Federación y sus Comités de Cafeteros como el verdadero canal de respetuosa deliberación y concertación que promueve, estudia y difunde políticas para el bien y el progreso de los productores de Colombia. De esta manera ha salido fortalecida una institucionalidad que ha cumplido más de ocho décadas de servicio, redistribución de ingresos y conformación de una inmensa malla social que hoy es orgullo de toda Colombia, y que se ha venido adaptando a las nuevas circunstancias.

Prueba de ello es que las voces de alerta así como las peticiones ante el bajo precio doméstico del grano y la revaluación del peso colombiano fueron oídas, toda vez que el Gobierno colombiano, escuchando la solicitud del gremio, triplicó su ayuda con recursos adicionales que permitirán aumentar el Apoyo al Ingreso del Caficultor (AIC), pasando de 20 mil a 60 mil pesos por carga de café pergamino de 125 kilos hasta el 31 de enero de 2013.

En el Congreso Cafetero también se acordó que el incremento en el AIC se aplicará de manera retroactiva al pasado 24 de octubre, lo cual beneficiará directamente a más de 50 mil productores. Había que tomar medidas y se tomaron. La reducción de la rentabilidad del cultivo producto de un precio menor y la revaluación del peso, así como el precio de los fertilizantes, entre otros asuntos de no menor importancia, fueron discutidos ampliamente en la plenaria del Congreso, ya que forman parte central de las angustias y preocupaciones de nuestros caficultores, quienes han pasado un año de estrecheces económicas.

Los delegados elegidos por los caficultores de todo el país fueron además testigos del detallado informe de gestión del Gerente General de la Federación, de nuestro centro de investigación Cenicafé y de Procafecol, compañía que opera las Tiendas Juan Valdez, así como del valor de los programas e iniciativas ejecutadas por la Federación. Bajo el marco de la sostenibilidad de la caficultura, verdadero común denominador de las diferentes sesiones,  se acordó persistir en el claro compromiso de seguir trabajando en una política que apunta directamente a los programas investigación, como también a los que conciernen a la renovación de las plantaciones, lo que nos permitirá estar mejor preparados, con cafetales resistentes, ante los cada vez más frecuentes cambios en las variables climáticas. 

Así, más allá de la compleja coyuntura de precios domésticos y de encarecimiento de los costos de producción ocasionados por la inflación domestica y la apreciación de nuestra moneda, los delegados fueron enfáticos en ratificar el norte de nuestros esfuerzos de mediano y largo plazo: tener una caficultura más joven, con mayor productividad, y resistente a plagas y enfermedades.

En ese sentido las noticias en este frente son sin duda positivas: en los últimos 11 meses hemos renovado 586 millones de árboles de café en 109.554 hectáreas. En los últimos 23 meses la cifra de hectáreas renovadas se eleva a 227 mil. Así, no solo hemos ya alcanzado más de la mitad de las plantaciones de Colombia con variedades jóvenes y resistentes a la roya, gran parte de las cuales a partir del año entrante comenzarán su etapa productiva.  De seguir a este ritmo, en un par de años tendremos más del 90% de los arboles de café en Colombia en esta condición. Se trata de la transformación de un parque productivo en cultivos de pequeños propietarios más rápida y sin antecedentes en Colombia y quizá en el mundo.

Termina así un año en el que hemos enfrentado diferentes retos. El principal, la rentabilidad del cultivo, seguirá siendo nuestra mayor obsesión. Para ello el Congreso acordó mantener el desarrollo de productos financieros para mitigar riesgos a los productores, establecer seguros agropecuarios, elevar la productividad de las fincas y continuar con nuestra estrategia de valor agregado y cafés especiales. La Federación seguirá trabajando sin descanso en el 2013 para mantener un tejido social y comunitario clave para la paz y el futuro de las áreas rurales de nuestro país. Por último, también continuaremos con nuestros planes de implementación de una caficultura climáticamente inteligente, dirigida a mitigar y adaptarnos a la variabilidad climática. Ese sigue siendo nuestro norte, la sostenibilidad, compartido por los delegados de los comités departamentales de cafeteros, representantes de los productores de toda Colombia.

Con un saludo afectuoso para todos en estas fiestas y deseándoles un feliz 2013, estaremos en contacto hasta una próxima edición de Al Grano.

Luis Genaro Muñoz Ortega
Gerente General
Federación Nacional de Cafeteros


Lo invitamos a conocer más de nuestra familia cafetera visitando las secciones de AL GRANO que se encuentran en la parte superior de esta página

"