HomeInicio » News RoomSala de Prensa » Intervención Señor Ministro de Agricultura y Desarrollo
Intervención Señor Ministro de Agricultura y Desarrollo

PALABRAS DEL SEÑOR MINISTRO DE AGRICULTURA Y DESARROLLO RURAL, DOCTOR JUAN CAMILO RESTREPO SALAZAR,

EN EL MARCO DEL LXXV CONGRESO NACIONAL DE CAFETEROS

Bogotá, 2 de diciembre de 2010

 El propósito del Gobierno Nacional es continuar impulsando el sector cafetero colombiano para consolidarlo como uno de los motores de la locomotora agropecuaria, que jalone el crecimiento económico de la Nación.

 Éste vagón inició su recorrido en el siglo XX cuando definió el patrón de desarrollo económico de Colombia, a través de un conglomerado productivo que redundo en más y mejores redes de infraestructura, y en la creación de nodos productivos que impulsaron otros sectores como la industria y el comercio, elementos que consolidaron la caficultura en el modelo de desarrollo del capital  humano y social del País.

 Es por esto que en el programa de Gobierno que nos hemos trazado para los próximos cuatro años, el café es uno de los grandes aliados para la PROSPERIDAD, y una alternativa de vida para muchos pobladores del campo.

Como los aquí presentes sabemos, los últimos dos años han sido difíciles para la caficultura por cuenta de factores exógenos como la extrema variabilidad climática; el aumento en el precio de los fertilizantes; y la volatilidad en la tasa de cambio.

 Y por factores endógenos como el impacto transitorio de los procesos de renovación o la baja rentabilidad del cultivo, factores que han contribuido a menguar la producción cafetera, pero que sin duda, estamos en capacidad de recuperar.

 Esto se evidencia en que la producción cafetera registró durante los diez primeros meses corridos del año una cifra de 6,7 millones de sacos, y en consecuencia las exportaciones acumuladas para el mismo periodo se ubicaron en 5,8 millones, cifra un poco superior a la de 2009, pero que no muestra un exagerado dinamismo.

 El cambio climático es una realidad que se ha manifestado crudamente durante el segundo semestre del 2010, que junto al Fenómeno de la Niña, se convierte en el evento climático más severo registrado en cuatro décadas, trayendo como consecuencia una significativa reducción de la producción cafetera.

 Esta situación ha incrementado la incidencia de la Roya, que unido a la alta participación de las variedades susceptibles, que representan el 67% del área total nacional.

 Para superar estas dificultades y proyectar al sector en el largo plazo, se suscribió un pacto que será la hoja de ruta hacia el futuro: EL ACUERDO POR LA PROSPERIDAD CAFETERA 2010 – 2015, en el cual se establecen varios principios que permitirán potenciar la caficultura como una actividad que contribuya a jalonar el crecimiento del sector agrícola, y mantener el reconocimiento que se ha ganado como modelo de paz y desarrollo social equitativo en las zonas rurales del país.

 Con la ayuda de todos ustedes no vamos a permitir una pérdida de participación ni dentro del sector agropecuario nacional, y menos en el mercado mundial. No cabe duda que hay mucho espacio dentro del escenario internacional para colocar a buenos precios todo el café que seamos capaces de producir.

 Una de las metas más ambiciosas del Acuerdo es recuperar la senda de crecimiento de la producción de café hasta llegar a 14 millones de sacos en 2014 y a 18 millones en 2020.

 Ante este reto, es evidente la necesidad de enfocar nuestras energías para cumplir esta meta, especialmente cuando el mundo reclama cada vez más cafés especiales, y nuestros principales competidores parecen contar con limitadas opciones de respuesta ante este desafío.

 De manera afortunada, la institucionalidad cafetera tiene en marcha todas las estrategias necesarias para cumplir con este propósito, las cuales fueron ratificadas en el marco de este Acuerdo.

 No es satisfactorio que tanto trabajo acumulado en el desarrollo tecnológico desde los 80’s, sólo se haya transferido a un tercio de nuestro parque cafetero. Aún tenemos dos tercios del área sembrada en variedades susceptibles a la Roya y ello nos expone a un riesgo incalculable.

 Todos los instrumentos de política deben estar alineados para la transición en la implementación de variedades resistentes.

 Para alcanzar los objetivos propuestos, el MADR en conjunto con la FNC, está fomentando la utilización de incentivos y apoyos tales como el Plan de Choque contra la Roya, que pretende atender y mitigar el impacto de la epidemia que tiene un potencial de daño en cerca de 604 mil has. de las 911 mil, sembradas con variedades susceptibles.

Este programa pretende incentivar una adecuada nutrición de las plantas que han resistido el ataque, y acelerar el proceso de renovación por siembra en los casos irrecuperables de afectación por la Roya.

 Como complemento seguiremos apoyando el Programa de Permanencia Sostenibilidad y Futuro de la Caficultura ó PSF, teniendo en cuenta que es una de las iniciativas más ambiciosas en términos de erradicación de la pobreza en las zonas cafeteras, ya que está dirigido a la renovación con semillas resistentes, de los cafetales que están en manos de pequeños productores.

 Para alcanzar este objetivo, la cartera de Agricultura junto a FINAGRO y al Departamento Nacional de Planeación, modificaron la reglamentación del ICR, con el fin de permitir la intervención de hasta 5 hectáreas con variedades resistentes a la Roya, para la pequeña caficultura, y así dar un empujón al cumplimiento de los objetivos de renovación propuestos.

 Como parte del Plan de Choque contra la Roya, se renovarán 22.400 Has del área sembrada con variedades susceptibles, y se mantendrá en producción 54.270 Has. de cafetales recuperables.

 Para el 2011 el MADR ha reservado partidas presupuestales que superan los $100 mil millones de pesos para impulsar programas de reactivación cafetera, renovación de cafetales, protección de precio, el Programa de Competitividad, la promoción de la reforestación en zonas cafeteras, la investigación del genoma del café y el fortalecimiento de la asistencia técnica a nivel nacional.

 Adicionalmente, el ICR que se maneja a través de FINAGRO, seguirá contando con una importante disponibilidad, al cual, por supuesto, podrán acceder los caficultores colombianos, bajo una metodología que permita contar con la liquidez suficiente durante su vigencia, sin aperturas o cierres intempestivos.

 De otra parte, tenemos que unir esfuerzos para fortalecer los Contratos de Protección de Precio, pues estos se constituyen en un instrumento que permitirá cumplir con el objetivo fundamental del Fondo Nacional del Café, que consiste en garantizar y estabilizar el ingreso del cafetero, estableciéndole un precio piso que esté relacionado con los costos mínimos de producción, y que por lo tanto le apuntan a la sostenibilidad de la caficultura.

 Dentro de todo el abanico de políticas, este es probablemente el más importante.

 A pesar de las restricciones fiscales que estamos enfrentando, seguiremos apoyando a este querido sector, que sin duda, y por su experiencia, debe participar de varias de las iniciativas de reactivación regional que desde el gobierno central se están diseñando.

 Por eso, y teniendo en cuenta la importancia de la vivienda rural  en la zona cafetera, quiero reiterarles lo que manifestó ayer el Presidente, para que los Comités Departamentales de Cafeteros se conviertan el año entrante, en un canalizador de los recursos de los programas de vivienda de interés social rural en la zona cafetera.

 La VISrural es el engrane perfecto de dos de las cinco locomotoras: agricultura y vivienda.

 Para materializar esta propuesta, se asignará una partida presupuestal superior al valor anual total que reciben los Comités Departamentales de Cafeteros, como participación de los ingresos de contribución cafetera del Fondo Nacional del Café, es decir que estamos hablando de una cifra del orden de $25 mil millones.

 Estimados representantes gremiales, si por cada peso que ponga el Gobierno Nacional para este VIS rural, se apalanca al menos con otro peso que los Comités gestionen en sus regiones con recursos propios o de terceros, el presupuesto para el VIS rural llegaría a los $50 mil millones, o aún mas lo que configuraría un gran apalancamiento a favor de la comarca cafetera.

 Lo anterior significa, que por lo menos se podrían estar construyendo 10 mil nuevas soluciones de vivienda el año entrante, y si una parte va a mejoramiento, la cifra es aún mayor.

 No olvidemos tampoco que en la perspectiva del Plan Nacional de Desarrollo, la diversificación hace parte del éxito en el desarrollo económico.

 La creciente inserción en la economía mundial y la apertura de mercados exige mejorar la competitividad de la producción agropecuaria y aumentar las escalas de producción.

 El Gobierno le apuesta por alcanzar un millón de Has reforestadas en cuatro años, y el Eje Cafetero es una de las regiones potenciales para el Desarrollo de la actividad silvícola del País.

 Soñamos con convertir a la industria forestal en una de las más interesantes alternativas económicas, pues tenemos tierra para hacerlo.

 El potencial de la caficultura se refleja en el papel que desempeña en el Comercio Exterior, ya que esta actividad se consolidará como dinamizador de las exportaciones sectoriales.

 Con esto demostramos que la caficultura se encuentra dentro de nuestras prioridades y retos, y con el empuje y tesón de sus productores tendremos resultados para mostrar al final de nuestro Gobierno.

 Es muy importante resaltar el papel que desempeña la institucionalidad financiera para alcanzar los objetivos propuestos, por esta razón considero que este foro resulta apropiado para dar a conocer algunas de las importantes medidas adoptadas por el Banco Agrario de Colombia, orientadas al abaratamiento del crédito, mayor acceso a los recursos y la reducción en los tiempos de respuesta, medidas que comenzaron a regir desde mediados del mes de noviembre.

 A continuación se describen la transformación Operativa y Financiera del Banco Agrario de Colombia, que beneficia a todo el Sector Agropecuario, y por ende a los caficultores:

  • NUEVAS LINEAS DE CREDITO

CRÉDITO PARA LA RECUPERACIÓN DE LA CAPACIDAD PRODUCTIVA: El Banco Agrario otorgará crédito con un año de gracia para capital e interés a los pequeños y medianos productores afectados por la ola invernal y que presenten proyectos técnica y financieramente viables. Estos serán respaldados con garantía FAG.

 CUPO DE CREDITO ANUAL:   El Banco Agrario,  concederá  un  cupo  de  crédito   anual  para  aquellos productores que desarrollen actividades agrícolas, que reporten por lo menos dos ciclos de cosecha durante cada vigencia. Esto elimina la doble presentación de trámites, tiempos y costos al cliente.

  •  REDUCCION DE LA TASA DE INTERES

La Junta Directiva del Banco Agrario, definió en la sesión del pasado 11 de noviembre, mejorar las tasa de interés , que maneja la entidad, al ubicarlas por debajo del 1% mensual ( Para los medianos y grandes productores las tasas de interés se redujeron de DTF + 10 a DTF +  8). Siendo una tasa muy competitiva en el mercado.

  •  PLAN DE ALIVIO A LA DEUDA AGROPECUARIA (PADA) $33.000 MILLONES PARA AFECTADOS POR OLA INVERNAL

En qué consiste: Alivio para Pequeños Productores (Personas Naturales con activos hasta $55.900.550): Condonación del 100% de los intereses corrientes causados sobre el saldo a capital que genere la obligación normalizada durante el primer año. 

 Para Medianos (Personas Naturales o Jurídicas con activos desde $ 55.900.551 hasta $5.150.000.000): Condonación del 40% de los intereses corrientes causados sobre el saldo a capital que genere la obligación normalizada durante el primer año.

 Así se otorga un alivio de flujo de caja al productor afectado por la ola Invernal.

  •  ELIMINACION DE REQUISITOS

El Banco Agrario ha eliminado requisitos para las solicitudes de crédito que no agregan valor al trámite, entre los más representativos se encuentra la eliminación de la Planificación para pequeños Productores

  •  BRIGADAS COMERCIALES EFECTUADAS CON LA FEDERACION DE CAFETEROS

En coordinación con la Federación Nacional de Cafeteros y los comités departamentales se están realizando brigadas comerciales en los municipios cafeteros del país a través de las cuales se ofrece a los productores la siguiente línea de crédito:

  • Renovación de cafetales envejecidos Pequeños productores:

Plazo: Hasta 84 meses; Periodo de Gracia: Hasta 24 meses; Tasa de interés: DTF+4.0 E.A; Garantía: FAG 80% y 20% Fogacafe; ICR: del 40%.

  • Arreglos de Cartera:  Adicionalmente se  están realizando brigadas para la reestructuración de clientes vinculados al banco, como es el caso del departamento de Antioquia en el cual se han atendido más del 90% de las reestructuraciones presentadas por los clientes
  • MUNICIPIOSDONDE SE HAN REALIZADO BRIGADAS

Risaralda 26 y 27 de noviembre de 2010: Mistrató, Belén de Umbría, Dosquebradas, Pereira, Quinchia, Marsella y Santa Rosa de Cabal.

  •  MUNICIPIOS DONDE SE REALIZARAN BRIGADAS

Risaralda 1 y  2 de diciembre de 2010: La Celia, Santuario, Balboa y Apia

Magdalena 3 de diciembre de 2010: Santa Marta

Huila 9 y 10 de diciembre de 2010: Algeciras  y Palermo

  •  LÍNEA PARA COMPRA DE FINCAS CAFETERAS

La Federación Nacional de Cafeteros  identifica posibles jóvenes beneficiarios; dentro del programa está previsto el acompañamiento en la parte social  y técnica.

Condiciones del crédito: Plazo de acuerdo al flujo de caja;  Garantía Hipotecaria sobre el predio a comprar  y/o Aval de la filial de la Federación, Tasa DTF+ 6 , Periodo de gracia: hasta 24 meses.

 Los gerentes regionales el Banco Agrario de Colombia han recibido la consigna de estar en contacto con los Comités Departamentales para establecer los lugares donde deben realizarse las brigadas.

 La nueva administración del Banco Agrario, pensando en el buen servicio al cliente, específicamente en la reducción de tiempos de respuesta a las solicitudes de crédito, ha tomado las siguientes medidas:

  •  DESCENTRALIZACION DE APROBACION Y DESEMBOLSOS DE CREDITO

Este programa está orientado a reducir los tiempos de atención de los créditos, situados en el rango entre $10’300.000 y $156.500.000, a través del cual se ha logrado disminuir a menos de una semana el tiempo transcurrido entre la presentación de la solicitud de crédito y su respectivo desembolso.

 Los créditos tramitados con recursos propios se desembolsan en un término de 3 días, y los que se atienden bajo la modalidad de redescuento, tardan sólo 5 días hábiles, si cuentan con garantía constituida.

 Si el cliente debe constituir la garantía, el tiempo se amplía a 20 días, plazo que también se ha reducido sustancialmente, pues se venía manejando un promedio de 180 días.

  •  DESCENTRALIZACIÓN DE AVALUOS, ESTUDIOS DE TITULOS Y ELABORACION DE MINUTAS DE CONSTITUCION DE GARANTIAS

En cada una de las regionales se autorizaron abogados para realizar los Estudios de Títulos y Elaboración de Minutas de constitución de garantías  los cuales se están  efectuando entre 24 y 48 horas, este procesos tardaba 4 meses.

 Los avaluadores dan su concepto sobre los predios en un plazo máximo de 3 días.

 Señores Cafeteros, para finalizar es de gran importancia visualizar la magnitud del esfuerzo que viene haciendo el Gobierno Nacional, y que se dispone a continuar haciendo para el año entrante, a través de múltiples apoyos presupuestales que complementan los recursos ordinarios que viene percibiendo el Fondo Nacional de Café a través de la contribución cafetera.

 Permítanme simplemente que consigne esta cifra global para que sirva de reflexión en este importante evento.

 El total de los ingresos que por contribución percibirá el Fondo Nacional del Café, teniendo en cuenta la revaluación; la baja en los volúmenes de producción y en consecuencia la reducción en las exportaciones, al finalizar este año, ascenderá a $100 mil millones, aproximadamente.

 Por su parte el total de las ayudas que el Presupuesto Nacional está prestando y prestará durante el año 2011, por diversos conceptos, incluido el incremento de los subsidios anunciados ayer por el señor Presidente de la República para la construcción y mantenimiento de la vivienda rural en la zona cafetera, ascenderán en cifras redondas a $300 mil millones, cifra que resulta de la suma la cifra mencionada por el presidente el día de ayer con la disponibilidad del ICR y los subsidios a la VIS rural que se canalizará en el año entrante.

 Es decir, los apoyos que el Gobierno está orientando en el Presupuesto Nacional hacia la industria cafetera, y a pesar de la estrechez fiscal del país, en esta difícil coyuntura que vive, representa casi el triple de lo que pueden estimarse los ingresos de la contribución cafetera.

 Los órdenes de magnitud que acabo de referir, ponen de presente, en primer lugar, el inmenso compromiso del Gobierno Nacional para estar al lado de los cafeteros colombianos, en estos difíciles momentos que como lo dijo ayer el Dr. Carlos Alberto Gómez Buendía son “tiempos de coraje”, pero al mismo tiempo, resalta el declive que la contribución cafetera viene registrando, como fuente de financiamiento de las misiones vocacionales que el Fondo Nacional del Café ejecuta a través de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y de los Comités Departamentales.

 Este es un tema de mucho fondo que debe ocupar la reflexión profunda de toda la dirigencia cafetera reunida en este Congreso, sobre todo si de mirar el horizonte a mediano plazo, de la industria cafetera se trata.

 Apreciados líderes cafeteros, nuestro compromiso ha sido y será indeclinable con la familia cafetera y celebró el debate democrático que se está desarrollando en el marco de este Congreso Cafetero, para lo cual el MADR estará dispuesto a que unidos continuemos diseñando estrategias que beneficien a las casi 550.000 familias de esforzados productores del mejor café suave del mundo.

Share

FNC © 2010 - 2014

Términos de uso Gestión de Archivos Directorio Comités Servicios en línea