Edición 32

China representa gran oportunidad para Café de Colombia, afirma el empresario Wang Sen

Julio de 2015

En esta Edición


China representa gran oportunidad para Café de Colombia, afirma el empresario Wang Sen

La escasa penetración que había tenido el café frente al tradicional té en China se debía en buena medida a que no se vendía grano de calidad, como el colombiano, lo que contrasta hoy en día con un creciente poder adquisitivo y una demanda cada vez más educada y sofisticada.


En China, un mercado de creciente poder adquisitivo que por muchos años estuvo acostumbrado a tomar sólo mal café, la oferta diferenciada y de alta calidad que caracteriza al café colombiano representa una gran oportunidad de mercado, asegura el empresario y escritor chino Wang Sen.

Wang, quien es el gerente general de la cadena de cafeterías CC Coffee (con 16 tiendas en la ciudad de Wu Han y que planea expandirse a ciudades como Shanghai, Beijing, Guangzhou y Shenzhen) y autor de varios libros sobre café, estuvo de visita en nuestro país para familiarizarse con la caficultura colombiana y la oferta de cafés de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).

Wang, quien visitó además el Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé) y la fábrica de café liofilizado Buencafé, tiene previsto abrir en septiembre un Museo del Café en su ciudad, lo que contribuirá a educar a sus compatriotas en torno a la cultura del café y se traducirá también en futuros consumidores.

Wang destaca que las nuevas generaciones en China no están únicamente casadas con el té, sino que son abiertas y buscan nuevas opciones de vida. “Quieren beber té, pero también pueden beber café; una razón por la cual la gente en China no bebía café, es que nunca bebieron buen café”, afirma.

El visitante chino, amante del café, asegura que hace dos décadas había muchas cafeterías en China, pero que sus dueños no bebían café, solo pensaban que era un negocio de moda, compraban el peor café, el más barato, porque creían que los clientes no sabían qué era una buena taza de café. “Así que desperdiciaron casi 20 años en China, pero ahora la situación es diferente”, afirma Wang.

image
Wang Sen, Gerente General de la cadena de cafeterías CC Coffee

“Por fortuna, en los pasados 20 años la gente ha prosperado económicamente, las generaciones jóvenes y especialmente sus familias trabajaron duro y tienen más dinero que antes, tienen casa, auto, así que aceptan el café, no es una lucha de café contra té”, anota.

“En Japón, Corea del Sur o Taiwán la gente bebe café, pero también bebe té, el consumo de té está creciendo y el de café también, no son rivales. Algunos chinos no entienden esto, creen que si el café aumenta, el té bajará, yo no creo eso, porque tenemos más dinero, podemos beber té en determinadas ocasiones y café otras, antes no se bebía nada”, añade.

Por estas razones, Wang estima que en un par de décadas China se convertirá en el mayor mercado mundial de café, por encima de Estados Unidos. Y él en particular ha contribuido a educar y elevar la cultura del café con su empresa, por lo cual se le conoce en China. “Hacemos mucha promoción en colegios de nuestra ciudad, abriremos algunas nuevas tiendas en colegios, esto antes nunca pasaba”, refiere.

El trabajo de Wang
“Con las generaciones jóvenes promovemos catar, importamos diferentes cafés. La primera cosa que dicen es ‘guau, es muy distinto’, porque en sus recuerdos el café era amargo, caro, malo. Hace diez o quince años, mucha gente iba a una cafetería por moda, ponían la taza en la mesa, bebían una vez y lo dejaban”, refiere.

Wang explica que además los jóvenes en China, gracias a internet pueden ahora obtener mucha información sobre diferentes productos y estilos de vida, lo que incluye café, y reconoce que los crecientes viajes de chinos al exterior, por estudio o turismo, también les han permitido ver el mundo. “Pero lo más importante es ofrecerles buen café”, subraya.

De hecho, aprovechando las nuevas tecnologías, CC Coffee permite ordenar y comprar café por internet, como parte de un modelo de negocio innovador, de pequeñas cafeterías con entrega a domicilio y precios muy accesibles, que les han permitido crecer. Al final de año esperan alcanzar las 30 tiendas, incluidas cuatro en Shanghai, y al 2016 su plan es alcanzar 100 cafeterías en diferentes ciudades.

CC Coffee compra café fresco después de catarlo, es tostado por ellos mismos y prestan tanta atención a la calidad que el año pasado el campeón catador de China salió de esta empresa, al igual que el campeón de tueste.

‘Como país tienen orgullo por el café’
En su corta visita a Colombia, Wang pudo visitar el Parque del Café, en Quindío, donde constató el orgullo nacional por el café, a diferencia, dice, de lo que ha visto en otros países. “Me emocioné mucho con el show, todo mundo está orgulloso de que éste sea un país cafetero”, dijo.

Wang incluso contempla volver a Colombia con algunos de sus alumnos, pues tiene una escuela de café desde 2012 que ha graduado a más de mil estudiantes, para familiarizarlos mejor con el origen. Y ellos, a su vez, se muestran entusiasmados con esa oportunidad.

image



Lo invitamos a conocer más de nuestra familia cafetera visitando las secciones de AL GRANO que se encuentran en la parte superior de esta página