Edición 32

Elecciones cafeteras, símbolo de solidez y representatividad de las instituciones cafeteras

Octubre de 2014

En esta Edición


Elecciones cafeteras, símbolo de solidez y representatividad de las instituciones cafeteras

Las pasadas elecciones gremiales alcanzaron una participación récord de 67,3%, lo que afianza la solidez democrática, representativa, incluyente y plural de la institucionalidad cafetera colombiana.


El 6 y 7 de septiembre pasados la institucionalidad cafetera salió fortalecida después de un proceso democrático único en el mundo: las Elecciones Cafeteras de la Federación, que se realizaron en 568 municipios de 17 departamentos de Colombia. Con una masiva participación, los caficultores colombianos votaron por quienes los representarán en los comités municipales y departamentales de cafeteros durante los próximos cuatro años.

Estos comicios gremiales, los privados más grandes del mundo, superaron en cantidad de sufragantes todas las anteriores elecciones del gremio, con una participación de potenciales votantes sin precedentes que alcanzó el 67,3%. Cabe anotar que este resultado se logró con sufragio solo presencial, lo cual lo hace más relevante, en cuanto en las anteriores elecciones la votación electrónica, por celular o internet, llegó al 25%.

A modo de referencia, algunas de las últimas elecciones presidenciales con una alta participación en el mundo fueron las de México (63.1%) y Estados Unidos de Norteamérica (66.7%), lo que refleja el interés y vocación democrática de nuestro gremio cafetero, como también de su presente y porvenir. En cuanto a cobertura territorial, las elecciones cafeteras colombianas se llevaron a cabo en más municipios que las elecciones generales de países enteros como Venezuela (335), Bolivia (339), Chile (345) y Ecuador (221).

Precisamente el carácter deliberante de los cafeteros colombianos, el éxito de los diferentes programas de reconversión cafetera que han permitido renovar 3.100 millones de árboles y el respeto por las opiniones y decisiones colectivas fueron alicientes importantes a la hora de la votación, lo que se tradujo en el éxito de esta fiesta democrática, registrada profusamente en medios regionales, nacionales e internacionales, lo que subraya su trascendencia que rebasa el solo interés gremial.

image

Resulta estimulante constatar que varias generaciones de cafeteros, desde los más curtidos hasta los más jóvenes, se acercaron a las urnas con la convicción de que su voto es la herramienta más adecuada y acertada para expresar y consignar sus intereses. Esta votación histórica permitirá conformar con ideas y voces nuevas, el amplio, diverso y cordial coro gremial de nuestra institución, que se ha visto robustecida y legitimada.

Por su parte, la Misión de Observación Electoral (MOE), con una cobertura tres veces superior a la de las elecciones presidenciales en Colombia, verificó la transparencia de todo el proceso electoral.

Saludamos y damos la bienvenida a los 4.620 dirigentes municipales y departamentales que se posesionarán el próximo primero de noviembre. Cerca de la mitad de ellos serán por primera vez los representantes elegidos por sus colegas de todo el país. Igual felicitación se extiende a los 251.913 caficultores que hicieron uso, en paz y orden, de esta magnífica demostración de la representatividad auténtica, la inclusión y el pluralismo.

Los nuevos representantes gremiales, que donan su tiempo en beneficio de los productores de sus comunidades, tendrán sin duda una agenda compleja. Hay muchas tareas por delante y significativos retos que enfrentar: se deben fortalecer la competitividad y sostenibilidad, lograr una mayor articulación entre lo nacional y lo regional, defender el medio ambiente, entre una multitud de aspectos y asuntos que no dan espera.

El resultado de estas elecciones fortalece la gobernabilidad de la Federación y por tanto su capacidad para decidir las políticas gremiales y para incidir en las políticas públicas referentes a la agricultura y el desarrollo rural.

Los caficultores dan ejemplo a Colombia y al mundo con su proceder, que hunde sus raíces en más de 87 años de trabajo serio y constante. Esta renovación democrática será una prueba para demostrar de qué están hechos.

Hasta una próxima edición de Al Grano.

Luis Genaro Muñoz Ortega
Gerente General
Federación Nacional de Cafeteros



Lo invitamos a conocer más de nuestra familia cafetera visitando las secciones de AL GRANO que se encuentran en la parte superior de esta página