Edición 32

Mercados valoran transparencia y exactitud en estadísticas de café en Colombia

Mayo de 2016

Detrás del Café de Colombia


Mercados valoran transparencia y exactitud en estadísticas de café en Colombia

Contar con una institución como la FNC contribuye a consolidar las cifras, que también son de gran ayuda para que los cafeteros puedan comparar su productividad, destaca el experto Rodrigo Costa, director de productos básicos (commodities) de Société Générale, con sede en Nueva York.


Los mercados financieros valoran la transparencia y exactitud con que se consolidan y difunden las estadísticas de producción y exportaciones de café en Colombia, gracias a la labor de instituciones como la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).

Esta información, a su vez, es de gran utilidad para los cafeteros, pues les ayuda a comparar su propia productividad, reconoce el experto brasileño Rodrigo Costa, director de productos básicos (commodities) de Société Générale Banca Corporativa y de Inversión, con sede en Nueva York.

“En Colombia el trabajo de la Federación ayuda tremendamente con las estadísticas, es una institución que acompaña al productor, que está pendiente de la renovación. Eso también ayuda a que los datos sean un universo de mejor calidad y a tener unas estadísticas más exactas”, afirma Costa, quien recientemente ofreció una conferencia sobre el mercado mundial del café en las instalaciones de la FNC en Bogotá.

En Colombia, la FNC consolida la información de producción y exportaciones de café, incluidas las cantidades reportadas por otros exportadores. Adicionalmente, el Sistema de Información Cafetera (Sica) es una poderosa herramienta, única en su tipo, para actualizar, consolidar y monitorear información geo-referenciada de la caficultura colombiana.

image

El experto anotó que Brasil, por ejemplo, a la hora de reportar estadísticas enfrenta la doble dificultad de tener un parque cafetero muy extenso y no contar con una institución que consolide esta información como en su momento fue el Instituto Brasileño del Café (IBC).

“No necesariamente se tiene el presupuesto y la gente suficiente para ir a las fincas a verificar el histórico de producción con detalle, los márgenes de error son mayores. En la época del IBC (Instituto Brasileño del Café) había una estadística más certera”, anotó Costa.

image

El experto reconoció que en Colombia, que produce café fresco todo el año, no es común que exista una cultura de acumular inventarios y que además los altos estándares de calidad para almacenar el café ayudan a que se conserve en buenas condiciones por más tiempo.

Para el productor colombiano, el que haya estadísticas claras y confiables resulta de gran ayuda para medir sus propia productividad, hizo ver el experto. “Entre más sabe, más equipado está para tomar decisiones, sobre todo en materia de productividad, más que la producción nacional”, puntualizó.



Lo invitamos a conocer más de nuestra familia cafetera visitando las secciones de AL GRANO que se encuentran en la parte superior de esta página