Edición No 36

En Ansermanuevo trabajamos por un futuro más sostenible

Noviembre de 2014

Sabía usted que...

En Ansermanuevo trabajamos por un futuro más sostenible

Mediante mejoras tecnológicas en las fincas cafeteras y conservación del recurso hídrico y la biodiversidad, los caficultores, de la mano de la Federación, contribuyen a mejorar la sostenibilidad y protección del medio ambiente.


La Federación Nacional de Cafeteros (FNC) lidera muchos proyectos de alto impacto social en zonas cafeteras. Uno de los más destacables en materia de optimización y descontaminación del recurso hídrico es “Juntos por el agua en Ansermanuevo”, con importantes resultados en el Valle del Cauca.

Por los beneficios del proyecto, su importancia salta a la vista: mediante mejoras tecnológicas y buenas prácticas agrícolas en las fincas se reduce la contaminación del proceso productivo, se produce un ahorro sustancial de agua. Así, los caficultores pagan hasta 50 ó 60% menos a la autoridad ambiental como retribución por la contaminación en la producción de café  y además, mediante la siembra de árboles y cobertura vegetal, contribuyen a conservar la biodiversidad y el recurso hídrico, lo que a su vez posibilita el pago de servicios ambientales.

Mediante un acuerdo entre la Federación y la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), ‘Juntos por el agua en Ansermanuevo’ ha permitido transformar el uso del recurso hídrico en una cuenca y descontaminarla, destaca Raúl Jaime Hernández, Coordinador del Programa de Medio Ambiente de la Federación de Cafeteros.

El proyecto además apuesta a que los productores puedan aplicar a un sello o una certificación, lo que se traduce en mejores ingresos para ellos y sus familias, explica José Antonio Gómez, coordinador del proyecto.

image


Este proyecto a su vez se inserta en un proyecto más amplio, el de “Incorporación de la biodiversidad en el sector cafetero en Colombia”, que ejecuta la Federación desde 2010 en 16 municipios de Quindío, Valle del Cauca y Nariño, con aportes del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que a su vez lo ha reconocido como un ejemplo en su V Informe Nacional de Biodiversidad de Colombia ante el Convenio de Biodiversidad Biológica.

image

Más de 13 mil personas se benefician de este proyecto hídrico
El proyecto en Ansermanuevo se lleva a cabo en la microcuenca Quebrada Toro, de tres mil hectáreas, y su objetivo es incentivar a los productores ubicados en la parte alta de la cuenca a que realicen cambios en el uso del suelo (frontera agropecuaria) y en sus prácticas productivas para mitigar el daño ambiental al ecosistema a causa de la deforestación y contaminación de las fuentes hídricas.

Primero se llevó a cabo un análisis de balances hídricos en cuatro municipios del norte del Valle para determinar cuáles eran la cuenca de mayor demanda y la de mayor oferta y así seleccionar la zona de intervención. Los beneficiarios son más de 13 mil personas, entre usuarios del acueducto abastecido por la microcuenca y habitantes de las veredas de las riberas.

El proyecto tiene un enfoque integral y novedoso, pues se trata también de un caso piloto para la Federación. Hay una intervención directa en 60 de las 132 fincas cafeteras de la microcuenca, mejorando tecnológicamente su proceso de poscosecha (beneficio) mediante la instalación de fosa, equipo Becolsub para lavado del café y reactor hidrolítico para tratar aguas residuales. En las 60 fincas que recibieron mejoras tecnológicas, la carga contaminante del agua se redujo 80%.

Todo lo anterior mediante un acuerdo por el cual el caficultor se compromete a compensar esa inversión sembrando árboles en la cuenca, para repoblar áreas deforestadas, lo que a su vez mejora la retención y regulación del recurso hídrico de toda la cuenca. Algunas de las Herramientas de Manejo del Paisaje (HMP) empleadas en el proyecto son cercas vivas, sistemas agroforestales, bosques enriquecidos con especies amenazadas o endémicas y minicorredores, que abarcan 141 hectáreas, para mejorar la cobertura boscosa en la microcuenca y generar conectividad y hábitat para la biodiversidad.

Estos resultados constituyen un referente de importancia para el sector cafetero en su apuesta por una caficultura sostenible, mediante esquemas de compensación que promuevan la conservación de cuencas estratégicas y sus servicios ambientales.


Lo invitamos a conocer más de nuestra familia cafetera visitando las secciones de CONTACTO que se encuentran en la parte superior de esta página