Edición No 36

Motivemos con argumentos, no desde el temor

Agosto de 2016

Claves para Vivir Mejor

Motivemos con argumentos, no desde el temor

El mejor modo de formar a una persona para que desarrolle todo su potencial no es mediante imposiciones o estímulos externos (como el castigo), sino estimulando la curiosidad y el asombro interno.

Foto tomada de: coachready.com


Es muy común, tanto en el ámbito laboral como familiar, caer en la tentación de advertir a nuestro interlocutor (sea un subordinado, un colega de trabajo o hasta nuestros propios hijos) que si no hace algo como “debe”, enfrentará tal o cual sanción o castigo, es decir, recurrimos al amedrentamiento para lograr un fin determinado.

Pero siempre será mucho más efectivo convencer al otro desde la argumentación, haciéndole ver las ventajas y los beneficios que obtendrá al hacer lo que es debido o recomendable.

En el plano laboral, el ejemplo más sencillo, a falta de argumentos convincentes y suficientemente poderosos, es advertir a alguien que si no hace tal o cual tarea lo reportaremos con el jefe. Y ese temor al castigo o a la sanción puede ser eficaz de momento, pero no contribuye ni a su formación ni a la creación de un buen ambiente de trabajo.

Por el contrario, si le hacemos ver las bondades o ventajas a futuro de sus acciones, ya sea para su propio aprendizaje, para el equipo de trabajo o para la empresa en su conjunto, todos saldremos ganando, porque lo hará convencido, por iniciativa propia y sin necesidad de obligarlo.

Esto es puro sentido común. Pero incluso la pediatría y las ciencias de la educación cada vez resaltan más la importancia y las ventajas del reconocimiento, antes que del castigo, en el desarrollo pleno y armónico del individuo.

Expertos señalan que el mejor modo de formar a una persona para que desarrolle todo su potencial no es mediante imposiciones o estímulos externos (como el castigo), sino estimulando la curiosidad y el asombro interno, que lo acompañarán toda la vida como un motor inagotable que lo llevará a buscar aprender nuevas cosas, crecer y perfeccionarse constantemente sin necesidad de incentivos adicionales.


Lo invitamos a conocer más de nuestra familia cafetera visitando las secciones de CONTACTO que se encuentran en la parte superior de esta página