InicioHome » Programas para... » Manejo adecuado de la roya del cafeto » Prácticas y recomendaciones para el manejo de la roya
Prácticas y recomendaciones para el manejo de la roya

El agente causal de la roya del cafeto es el hongo Hemileia vastatrix, de la familia de los uredinales, necesita condiciones muy particulares para parasitar las hojas de la planta de café, en especial requiere de:

  • La salpicadura de la lluvia para iniciar su proceso de dispersión entre hojas y entre plantas
  • La presencia de una capa de agua en el envés de las hojas para germinar
  • Temperaturas entre 16 y 28°C y en condiciones de bajo brillo solar

El desarrollo de epidemias fuertes de roya se da en ambientes con:

  • Precipitaciones constantes, especialmente en horas de la tarde o en la noche
  • Cielos nublados que impidan temperaturas muy altas después de mediodía, o de temperaturas muy bajas en las horas de la madrugada.

Cuándo aplicar las medidas de control químico

Cuando los periodos lluviosos coinciden con las etapas de formación del fruto y de abundante follaje, es indispensable aplicar las medidas de control químico.

  • En las variedades susceptibles, este control debe iniciarse cuando la enfermedad se encuentra en su fase lenta o inicial de desarrollo, entre 40 a 50 días después de la floración principal, en este momento las hojas se encuentran afectadas en bajos porcentajes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los estudios realizados por Cenicafé han permitido caracterizar y cuantificar los factores que determinan el progreso de la enfermedad y su efecto en la producción como:

  • La altitud
  • Las condiciones del cultivo (al sol o con sombrío)
  • La fertilización y el balance de nutrientes
  • La densidad de siembra
  • El tipo de suelo
  • El manejo de arvenses

En un año considerado de epidemia severa, existe una relación directa entre la infección ocurrida durante el período de llenado de frutos (a partir de tres meses de ocurrida la floración principal) y la disminución de la producción, lo que compromete la cosecha del año siguiente.

Ejemplo:

En cultivos sembrados con variedad Caturra con un nivel de infección por roya entre 11% y 17%, se puede disminuir la producción para este año, en aproximadamente 17 arrobas (@) de café pergamino seco. Si epidemia es igual para el segundo año, la reducción de la producción sería de 29 @.

Al aumentar el nivel de roya, más grave será el impacto acumulado de la enfermedad, limitando la efectividad del control químico.

La relación normal de la conversión de café cereza a café pergamino seco (5 a 1) también se afecta. En el mismo ciclo productivo donde la enfermedad es severa, esta relación puede llegar a valores de 5,8 a 1. En el segundo año, el efecto acumulado de la epidemia aumenta esta relación hasta valores de 8,1 a 1.

Para el manejo adecuado de una enfermedad se deben tener presentes el hospedero; el patógeno; el ambiente y el manejo agronómico, son los que al combinarse pueden generar una epidemia.

Existe una estrecha asociación entre la evolución de la enfermedad y la distribución y cantidad de la cosecha. Este hecho significa que podría existir años donde la incidencia y severidad de la epidemia es baja, como consecuencia de una cosecha reducida, y años de alta presencia de la enfermedad, debido a cosechas abundantes.

En la siguiente figura se presentan varios fungicidas evaluados por Cenicafé para el control de la roya. En todos los casos asegúrese de leer y comprender la información de la etiqueta antes de utilizar el producto recomendando y registrado para café.

Share

Código Ética y Buen Gobierno Términos de uso Gestión de Archivos Directorio Comités Servicios en línea Protección de datos personales